Jueves, 28 Junio 2018 12:58

Colombia pasa primera en el grupo ‘montaña rusa’

Escrito por DIEZ - EL DEBER

Un gol de Yerry Mina fue suficiente para clasificar a los cafeteros en un partido dificilísimo ante Senegal, que se bajó solo de la Copa del Mundo. En el otro partido, Polonia por fin se acordó de jugar y ganó a Japón

Fue una montaña rusa. La definición del grupo F fue un “proceso de cambio” que duró 90 minutos y tuvo todas las combinaciones posibles entre los clasificados. Antes de que comience a rodar el balón, Japón y Senegal eran los clasificados para la siguiente fase. A principios del segundo tiempo, con el gol de Polonia, Japón se estaba quedando fuera y pasaban Senegal y Colombia, pero fue un tanto de Yerry Mina, cuando el Mundial comenzaba a acabarse para Colombia, que puso a los cafeteros primeros del grupo, clasificó a Japón y dejó fuera del mundial a una Senegal que extrañamente fue superior a las tres selecciones.

Los partidos hay que saberlos jugar. No basta ser superior a tus rivales para pasar de fase en un mundial –sino pregúntenle a los alemanes- Senegal no supo cómo ganar a una Colombia que se vio superada desde el inicio del partido. Es más, salvo jugadas de pelotas paradas, el juego cafetero fue intrascendente frente a la fortaleza de los africanos, que parecían que podían ganar en cualquier momento, solo era cuestión de que se lo propusieran. 

Sin embargo, ese no era el plan del entrenador Cissé, que le pedía calma a sus futbolistas a mitad del segundo tiempo, cuando se notaba que los colombianos ya estaban pensando en las largas horas de viaje desde Moscú hasta Bogotá. Esa calma, traducida en algunas canchereadas de Sadio Mané, la estrella senegalesa, la que permitió que los cafeteros despierten. 

También puedes leer:

La selección cafetera se metió a los octavos de final como primera del grupo H luego de ganar a Senegal por 1-0 en Samara. La serie quedó de la siguiente manera. Colombia (6), Japón (4), Senegal (4) y Polonia (3).
EL DEBER / DIEZ



Para ese momento, Japón perdía en el Vovolgrado Arena contra una Polonia que, sin ser superior, había sabido ser más efectiva que Japón, a la que su arquero ya había salvado en el primer tiempo. A partir de ese momento, los nipones lucirían incapaces de remontar el partido, mientras Lewandowski mandaba a las nubes su remate, confirmando que este no será su mundial y que volverá a casa inédito. 

De vuelta en Samara, todo cambió con un córner en el minuto 74. Mina, que es más alto y más fuerte que todos los africanos, se elevó y clavó un cabezazocontra el piso que rebotó en la red de N’Diayea, notoriamente la pieza más frágil del andamiaje senegalés. Pasaba Colombia, subía al barco a Japón por fair play (dos amarillas menos que los africanos) y manaba a casa a Senegal. 

Mira el resumen de Japón - Polonia
 

Pese a que no pudo ante Polonia (perdió 0-1) la selección de Japón se clasificó a octavos de final.
EL DEBER / DIEZ


Ahí, la calma que pedía el rasta Cissé se transformó en desesperación. Entre el saque del medio hasta el minuto 80, Ospina se tuvo que vestir de superhéroe y sacarle el empate en dos jugadas sucesivas a los africanos, que nunca más volvieron a tocar su puerta. Los restantes 14 minutos fueron desesperación pura de unos senegaleses que tuvieron el mundial entre sus fauces y no supieron matar a la presa a tiempo. Ganó Colombia, es primera de grupo y llevó consigo a una dignísima Japón. En octavos les espera el Everest: Bélgica o Inglaterra, sin importar el orden, parecen cumbres insalvables para ambas selecciones.

Visto 36 veces